Agenda del Foro de Sao Paulo

Fotografía: Internet

Por Edward Cáliz

La Agenda del Foro de Sao Paulo se centra en objetivos estratégicos que ha definido esta organización comunista-socialista en sus pretensiones por consolidar la Unión de Repúblicas Socialistas Hispanas (URSH), haciendo un símil de la otrora Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y que representara el bloque comunista en la época de la guerra fría.

En los últimos 2 años el Foro de Sao Paulo se ha reunido en La Habana, Cuba, en Julio de 2018 y luego en Caracas, Venezuela, en Julio de 2019. En la primera de ellas, en 2018, se determinaron lineamientos y objetivos estratégicos específicos para consolidar un gobierno socialista en México y llevar a ese país hacia las pretensiones de la ideología marxista, siendo Manuel López Obrador (socialista) quien asumió la presidencia en diciembre de 2018.

En aquel entonces, en la Habana, se definieron 3 etapas para México, cuyo proceso de transición hacia el Comunismo debe realizarse entre los años 2019 y 2024[1]. Estas etapas y objetivos comenzaron a implementarse luego de la llegada de Manuel López Obrador al poder y representa el ejemplo de lo que ocurrirá en Chile si se consolida un gobierno Socialista por cualquier medio.

Para mala fortuna del Foro, en Chile el Gobierno de Sebastián Piñera representaba al sector de la Centro Derecha y en consecuencia era más difícil la implementación de los lineamientos definidos para América Latina, por tanto se debía iniciar un proceso revolucionario, con el objetivo de hacer calzar los periodos eleccionarios futuros. Curiosamente, en octubre de 2019, tres meses después de que el Foro de Sao Paulo se reuniera en Caracas, Venezuela, en aquella ocasión  liderado por Nicolás Maduro, comenzó el proceso revolucionario en Chile bajo el eufemismo comunicacional de “Estallido Social”.

Agenda del Foro de Sao Paulo para México en 2018

 ETAPA 1, formulada para instalar el Comunismo en México (2019-2020)
    1. Crear Guardia Militar
    2. Someter al poder legislativo y judicial bajo una solo poder.
    3. Modificar la Constitución para manejar a discreción el dinero del presupuesto.
    4. Equidad de género
    5. Desmitificar a religiones, introducir elementos que confundan con sectas esotéricas.
    6. Control de medios, propaganda para impulsar el culto al líder.
    7. Agenda progresista (Aborto, drogas, homosexualismo, relatividad de valores)
    8. Grandes proyectos símbolo que acaparen la atención del Poder Comunista
    9. Reformar educación para la igualdad, adoctrinamiento y lucha de clases.
    10. Expandir el ejercito de leales al Partido (apoyos, dádivas, cupones)
ETAPA 2,  Control Político y de la población (2021-2022)
    1. Redes sociales y partidos satélites de apoyo
    2. Reforzar la Lucha por los pobres con la bandera de la Corrupción y el Neoliberalismo.
    3. Control Total del Internet
    4. Paramilitares que puedan evadir los Derechos Humano en caso necesario.
    5. Mapear a los empresarios para proponer se vayan marginando o huyendo del país.
    6. Más y más gente en el Gobierno, creación de plazas para EL PARTIDO, quitando las que puedan ser vistas como de gobiernos anteriores.
    7. Estructura paralela para controlar gobernadores de estados.
    8. Mecanismo de control del dinero vía tecnología.
    9. Control de bancos.
ETAPA 3, Distribución de la Riqueza (2023-2024)
    1. Expropiaciones masivas
    2. Reparto de viviendas, terrenos, empresas a nombre del Partido.
    3. Escarmiento a clase alta económica; el dinero es pecado
    4. Cambio de Constitución para reelección a juicio del pueblo
    5. Medios de producción en manos del estado.
    6. Solo trabajo, fuera el capital, es de todos.

Y ahora, ¿Qué puede ocurrir en Chile?

Los objetivos estratégicos del foro de Sao Paulo celebrado en Julio de 2019 en Venezuela, se orientaron a la desestabilización del gobierno del actual Presidente Sebastián Piñera para generar su renuncia. Haciendo renunciar al presidente Piñera, debiese asumir de forma interina el presidente del Senado, que hasta el momento es el senador Jaime Quintana.

Para el caso de México, la implementación de la Agenda del Foro de Sao Paulo ha sido más fácil, por cuanto Manuel López Obrador es socialista y sigue al pie de la letra los objetivos del foro. En el caso chileno, se debió apurar el proceso revolucionario, ya que Chile era uno de los pocos países que restan sin haber sido gobernados por esta ideología desde 1973, cuando fue derrocado Salvador Allende.

Aun cuando, después del retorno de la democracia los partidos políticos de izquierda en Chile planearon llevar a Chile hacia el modelo socialista, por medio del adoctrinamiento gramsciano, las dificultades que han tenido en el proceso han sido la aparición de redes sociales y los dos gobiernos del señor Sebastián Piñera, que evidentemente han dificultado el proceso de transición hacia el socialismo. Actualmente, el proceso revolucionario en curso no es más que el intento por derrocar al actual gobierno, en una combinación de fuerzas anárquicas, asistémicas, subversivas, crimen organizado e incluso delincuencia común, para generar el colapso del Estado bajo un modelo de “revolución molecular disipada”.

Por su parte el planteamiento de elaborar una nueva constitución no es más que una maquinación que permite consolidar los objetivos del Foro y entre ellos la creación de una Asamblea Constituyente que se consolide como único poder popular. Sin embargo,  la opción “Rechazo” a la nueva constitución ha despertado a gran parte del electorado “silente”, ese electorado que no se manifiesta en la calle sino que a través de las urnas y eso ha mantenido preocupados a los sectores de izquierda.

Intensificación del conflicto insurreccional

Ante la resistencia de una importante fuerza electoral que está apareciendo en las redes sociales por la opción “rechazo”, desde finales de febrero de 2020 en adelante, grupos anárquicos y asistémicos intensificarán las acciones de violencia en contra de la policía, sus instalaciones, edificios públicos e iglesias por medio, principalmente, de ataques incendiarios y posiblemente explosivos. Lo anterior, con la finalidad de asentar el miedo en la población, sobre todo en aquellos votantes por la opción “rechazo” a través de un clima de caos e inseguridad en los barrios.

En este orden de ideas, grupos insurgentes también preparan una acción comunicacional con la etiqueta “FUERA PIÑERA” en los rayados, pancartas y los distintos elementos discursivos, precisamente para empoderar la acción de la “calle” en contra del presidente, centrado finalmente en un agotado y repetido discurso de “lucha social” “lucha de clases” “imperialismo” “neoliberalismo” “dictadura” etc.[2]

Pero, también se prevé que ante el incremento de inestabilidad y la aparición de potenciales grupos armados, se intente forzar nuevamente la salida de militares a la calle para generar situaciones que puedan ser imputadas como violación a los derechos humanos, incluso imputando muertes en caso de producirse para generar indignación pública a través de los medios. De esta manera el proceso del plebiscito de abril se vería interrumpido ante los ojos de los organismos internacionales de derechos humanos y junto con ello cobraría fuerza el eufemismo de “Dictadura” y junto con ello el cuestionamiento de la comunidad internacional.

Por su parte, el viaje de los parlamentarios Giorgio Jackson, Gabriel Boric y el alcalde de Valparaíso Jorge Sharp hacia los Estados Unidos tuvo una finalidad estratégica en términos de afinar las acciones de “lucha social”, con miras a derrocar el gobierno del presidente Sebastián Piñera, apoyados tácticamente por la insurgencia. Así, la eventual aparición de Giorgio Jackson liderando las movilizaciones en los próximos días y semanas tiene un marcado interés de afianzar su candidatura para el próximo periodo presidencial.

visite nuestro Podcast complementario

Referencias

[1] Disponible en: https://congresonacionalciudadano.wordpress.com/2019/05/11/plan-comunista-de-amlo-y-foro-de-sao-paulo/, consultado el 22-11-2019

[2] Disponible en: https://prensaobrera.com/internacionales/67431-chile-nace-la-fuerza-18-de-octubre,  consultado el 18-02-2020

otros links de interés

 

VISITAS

1.614 visitas

Un comentario en “Agenda del Foro de Sao Paulo”

  1. Un muy acertado y completo análisis que nos entrega el Analista Edward Cáliz al cual ya nos tiene acostumbrado.

    Esta vez, centra su enfoque respecto de la planificación estratégica del Foro de Sao Paulo, para México y en especial para nuestro país dándonos respuestas muy claras que ya han venido sosteniendo otros analistas y que dice relación con la causa real del mal llamado «Estallido Social», que no es otra cosa que un «estallido revolucionario» pero – requería forzosamente -, lograr la aceptación de la ciudadanía y por tanto lo mejor era mostrar el rótulo de «demandas insatisfechas», para lograr el fundamental apoyo nacional y de la comunidad internacional, pero se comprueba que no es más que una «causa aparente» escondiendo su real intención.

    El cronograma fijado por el Foro de Sao Paulo en Caracas en el segundo semestre del año recién pasado, se está cumpliendo a cabalidad, como lo ha sostenido reiteradamente el tirano colombiano en Venezuela, Nicolás Maduro y las conclusiones derivadas del Foro Latinoamericano de DD.HH., celebrado en Santiago, hace unas semanas.

    Todo lo anterior, debe hacer tomar conciencia a toda la ciudadanía sobre lo que se viene en Chile, toda vez que el gobierno seguirá inerte y sin tomar acción a fin de detener la escalada del conflicto, pues siguen pensando que ésta se soluciona con una nueva Carta Magna y con proyectos de ley que apunten a satisfacer «lo que la sociedad reclama y demanda» a pesar de ser boicoteados en el congreso nacional.

    Será entonces deber de la sociedad civil organizarse para contrarrestar a la insurgencia y al Frente Político izquierdista que lidera desde las sombras, el proceso revolucionario en desarrollo.

    Si no tomamos real convencimiento de lo anterior, será muy difícil hacer frente a las siguientes fases de desestabilización del gobierno, para lograr su derrocamiento, que a mi juicio, es inminente. En otras palabras, junto con estar ocupados para lograr una contundente mayoría por la opción Rechazo del próximo eventual plebiscito, la atención debe fijarse en construir un plan B orientado respecto de las acciones y decisiones a adoptar si éste se trunca a principios de abril como lo tienen anunciado o en el mismo día 26.

    @FRodriguezG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *