La deconstrucción

Fotografía: Internet libre

Por Edward Cáliz

910 visitas

 

La deconstrucción es un proceso comunicacional que tiene como finalidad la “destrucción” del ser humano por medio de la transformación mental. Es un proceso que busca instalar conceptos antagónicos a la binariedad, es decir, a los polos opuestos que rigen la metafísica. Estos polos opuestos son lo bueno y lo malo, lo bonito y lo feo, el hombre y la mujer, la noche y el día. En consecuencia, busca una horizontalidad de pensamiento que derriba valores que, de acuerdo con Heidegger, hacen olvidar el sentido original del ser como ser temporal. Aún cuando el concepto se atribuye inicialmente a Jacques Derrida, quien sistematizó y teorizó su práctica, éste se basa fundamentalmente en los análisis de Martin Heidegger.

Así, el proceso deconstructivo del ser humano lo que hace es transgredir su esencia valórica cimentada en la metafísica, para desorientarlo y dejarlo valóricamente vacío. Es decir, los límites que marcan la binariedad, son derribados y en consecuencia su concepción de vida no tiene límites. Por ello, bajo esta lógica, quemar una iglesia o mantener relaciones sexuales con animales, es sinónimo de expresión y libertad. No admite un límite como norma ética y moral. Por tanto, se transforma en un individualismo donde el sujeto solo reconoce que es su derecho. Ese derecho, bajo la lógica decontruccionista, no admite su deber de respeto por el otro, dado que no hay límite.

En palabras simples, la deconstrucción invierte valores del ser humano, donde lo bueno es malo y lo malo es bueno. De ahí lo siniestro de la deconstrucción, porque al ser en su origen la destrucción del ser humano, no existe un proceso a la inversa. O sea, no es posible revertir el proceso para volver a “reconstruir”.

La deconstrucción sexual infantil

Los principales objetos de la deconstrucción son los niños, para intervenir en la educación temprana y adentrarlos en un tipo de pensamiento. Esto, en una franca alusión a Antonio Gramsci con su teoría Marxista de Hegemonía Cultural.

La deconstrucción se vale en esencia de la transformación del lenguaje para pervertir al ser humano. Se sostiene sobre la base de argucias que direccionan el significado valórico hacia un sentido inverso. La palabra “pervertir” viene del latín pervetere que significa “corromper, dar vuelta de bien a mal”. En consecuencia el proceso de deconstrucción trastoca valores que corrompen su sentido valórico inicial.

Sin embargo, lo más perverso del proceso de deconstrucción del que hoy estamos siendo testigos, es la transformación valórica del sentido de sexualidad infantil. Los niños y niñas están siendo direccionados hacia conceptos decontruccionistas que están trastocando su inocencia. Y esto plenamente apoyados por profesionales de la psicología y la educación, que ya fueron decontruccionados en sus procesos universitarios, bajo un pensamiento horizontal marxista-leninista. Lo peor de todo es que ni siquiera se dieron cuenta de ello.

¿Tiene un sentido aún más perverso el decontruccionismo de los niños?

Sí, este proceso decontruccionista no está siendo ejecutado para proteger a los niños, sino más bien para crearles el sentido de “derecho” de su sexualidad. De esta manera se predispone su concientización sexual para abrir la puerta a la pedofilia. Por si no lo sabe, ya está siendo puesta en discusión como una “orientación sexual”[1].

A ello se suma el trasfondo que tiene la creación de los “derechos de la niñez”, donde los niños pasan a ser sujetos de derecho. Al ser sujetos de derecho el Estado puede resguardar esos derechos por sobre la autoridad y cuidado de sus padres. O sea, si la pedofilia se normaliza como “orientación sexual” el Estado podrá ser garante del derecho de elección sexual de un niño.

¿Le hace sentido el hecho que el Estado esté interviniendo en la ”Educación Sexual Integral”?

Celebridades, Políticos y todo tipo de influenciadores

La pedofilia es una de las pandemias que lleva años en las sombras.  Gracias al internet y la difusión de información, se ha podido conocer sitios, cuentas en redes sociales y escándalos políticos vinculados con la pedofilia. Uno de ellos, es el llamado “pizzagate” en los Estados Unidos, que vincula a la ex candidata presidencial Hillary Clinton a una red pederastas. Más abajo, al final de este artículo, encontrará un extenso documental que le permitirá conocer en detalle la realidad mundial. Y también los vínculos de la pedofilia con los principales políticos mundiales.

“Puedes tener 40 años y enamorarte de una niña de 12 añitos, mientras no cometas delitos, puedes estar en completa libertad y expresarte como dicte tu corazón”, es parte del discurso de los simpatizantes del MAP: Minor-attracted person (persona que se siente atraída por menores)”

El MAP es la sigla con la cual sus miembros pretenden diferenciarse, según ellos, de los pederastas. Según su visión, la atracción hacia menores de edad es una “orientación sexual que debería ser aceptada por la sociedad”. Y dentro de sus objetivos como movimiento se encuentran: ser aceptados socialmente; que la OMS (Organización Mundial de la Salud) remueva la pedofilia de su lista de trastornos mentales y que sean incluidos dentro del Movimiento LGTBQ+, movimiento que en reiteradas ocasiones ha condenado exhaustivamente los intentos del MAP por enmarcarse como una disidencia sexoafectiva.

Sin embargo, los movimientos pedófilos intentan que sean aceptados como parte de la sociedad, bajo la argucia de “orientación sexual”. Y por su parte, los Estados continúan interviniendo en la agenda educativa y deconstruir a los niños, en una franca intención por “hipersexualizarlos”.

Resumen

El sentido de fondo que tiene la Educación Sexual Integral es la deconstrucción ideológica de los niños en un franco sentido por pervertir su inocencia. Los lleva hacia un estado de hipersexualización, y en consecuencia, Los transforma en un blanco fácil de captar para un pederasta, sin que sea reprochado. A ello se suman los movimientos de pedófilos que están solicitando que su perversión sea aceptada como una orientación sexual.

Lo que queda en adelante, es la aparición de profesionales de la educación y de la psicología, que avalen la conducta pederasta como una orientación sexual. Con ello se estará dando paso a la ejecución de la Ventana de Overtone, una técnica de Manipulación de Masas, que terminará por concientizar a las masas de esta argucia. Es decir, un proceso más de la deconstrucción, pero ya finalizado.

Por último, solo para la reflexión ¿tenemos pederastas en la elite política y gubernamental del país?

Si le ha gustado este artículo, compártalo. Es importante que muchas personas conozcan este tipo de informaciones que no le cuentan los medios tradicionales.

Síganos en las redes sociales:

Twitter:

www.twitter.com/intelige_cl

Facebook

www.facebook.com/intelige.cl

Youtube. Suscríbase a nuestro canal.

https://www.youtube.com/channel/UCm8bho3TzJDJbrLZ5FaM8Ug

Fuente:

[1] Disponible en: https://www.elmostrador.cl/braga/2020/06/03/map-el-aberrante-movimiento-que-busca-que-la-pedofilia-sea-aceptada-como-una-orientacion-sexual-y-la-exposicion-al-abuso-infantil-en-rrss/, consultado el 19-06-2020

Otros link de interés:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *